Durante el pasado fin de semana se pudo ver a la formación política VOX pedir firmas en los alrededores del RCDE Stadium para poder presentarse a las próximas elecciones generales, pero fueron un paso más allá y citaron al club dándole las gracias, algo que ha sentado mal en la dirección del Espanyol y que ha hecho al club responder con contundencia.

A través de dos mensajes en Twitter el club ha vuelto a alejarse de la política y ha exigido respeto a todas las formaciones políticas con el siguiente mensaje.

Desde el Espanyol de Barcelona queremos rechazar contundentemente la vinculación y utilización de nuestra imagen por parte de su formación política. La entidad ha destacado siempre por promover los valores del deporte.

Por respeto al club, y a su historia, rogamos a todas las formaciones políticas que se abstengan de utilizar el nombre y la imagen de la entidad para intereses partidistas.