Los compañeros de SPORT nos cuentan este jueves que el club ya habría abierto una negociación con la plantilla ante la situación financiera que se esta sufriendo a causa del COVID-19. La plantilla tiene una buena predisposición a llegar a un acuerdo ya que entienden la complicado situación económica que se aventura ante la suspensión del campeonato.

Según esta información la dirección del club habría propuesto un recorte del 70% del salario mensual de los futbolistas. Según calculan desde las oficinas del RCDE Stadium la rebaja podría llegar al 20 por ciento del total si finalmente se cancelase la competición, extremo que a día de hoy no es ni mucho menos descartable.

El Espanyol tiene la intención de que la rebaja sea retroactiva y por lo tanto desde el día que el equipo dejó de entrenar y hasta que vuelva retomarse la competición, en caso de que ese extremo se cumpla. Habrá que estar atentos al devenir de las negociaciones que parece que a día de hoy están abiertas y con predisposición al acuerdo.