No descubrimos nada si decimos que el Espanyol tiene un grave problema de gol, y los datos así lo muestran, somos junto al Leganés el equipo de Europa que menos goles ha marcado, y eso obviamente penaliza y te coloca en zona de descenso.

La marcha de Borja Iglesias ha dejado muy tocado al equipo, el curso pasado el “panda” materializaba goles con suma facilidad, su venta al Betis y no apostar por un delantero de garantías está siendo un verdadero quebradero de cabeza, primero para David Gallego y ahora para Pablo Machín.

Los números en el RCDE Stadium son para preocuparse más todavía, tras cinco partidos disputados en casa el equipo tan solo ha logrado un gol, y fue en propia puerta de la Real Sociedad. Es de esperar que la llegada del mercado de invierno traiga consigo el fichaje de un delantero, lo que no se quiso hacer en verano, se tendrá que hacer en invierno.