El Espanyol llegaba al Santiago Bernabéu con el orgullo herido por la contundente derrota ante Osasuna del pasado domingo, no parecía el feudo blanco el mejor lugar para resurgir, pero al menos había que intentarlo. Pablo Machín introdujo cambios en el equipo, dando entrada a Dídac Vilà por Pedrosa en el lateral izquierdo y a Víctor Gómez en el lugar de Pipa. En el centro del campo volvía Granero en el lugar de Víctor Sánchez, y en la punta de ataque estaría Calleri en el lugar de Campuzano.

El Madrid salió apretando muy arriba y tuvo un par de ocasiones más o menos claras en los primeros diez minutos, una de Vinicius que sacó muy bien Diego López y otra de Rodrygo con un disparo desde la frontal del área. El dominio madridista era total en los primeros compases. Pasados los primeros veinte minutos el Espanyol se fue asentando y tocando con criterio la pelota.

Wu Lei fue titular en el Bernabéu

A los 26 minutos de partido tuvo la primera ocasión el Espanyol, centro medido de Calleri y remate de cabeza de Granero que hizo intervenir a Courtois, primer aviso perico en el Bernabéu. Sin embargo a los 37 minutos de partido llegaría el primer gol del Real Madrid, lo hizo Varane tras un pase de Benzema. Dos minutos después el colegiado le perdono la segunda amarilla a Vinicius, después de una clara falta a David López, lo de siempre en los mismos lugares. Hasta el descanso todavía el 25 del Madrid tuvo otra ocasión de gol pero se topó con un inmenso Diego López.

El Espanyol arrancó en la segunda parte mordiendo al Madrid arriba, con agresividad y sin dejar respirar a los pupilos de Zinedine Zidane, pero en el 52 tuvo el Madrid una clara ocasión en un contraataque que definió Benzema y se volvió a topar con un gran Diego López. En el 64 llegó el primer cambio de Machín dando entrada a Campuzano en el lugar de Wu Lei, que no estuvo excesivamente acertado en el Bernabéu.

En el 71 de juego debutaba en Primera División Pol Lozano, lo hacía sustituyendo a Esteban Granero, que se llevó la ovación de la afición madridista. El equipo de Machín no le perdía la cara al partido ni mucho menos y llegaba a la fase decisiva del mismo estando dentro del encuentro. Hasta que en el 79 llegó el segundo del Madrid, obra de Benzema que aprovechó un pase de Valverde, fin al sueño de puntuar en la capital de España.

En el 82 de partido el técnico soriano introducía el último cambio dando entrada a Melendo por Calleri, que hizo un buen partido. El Espanyol no fue arrollado en el feudo blanco, estuvo dentro del choque durante 79 minutos, algo que no se esperaba tal y como llegaba el equipo, pero cosechamos una nueva derrota en Liga. Próxima para el Betis en el RCDE Stadium. Otra final.

Ficha técnica:

Real Madrid: Courtois; Carvajal, Varane, Ramos, Mendy; Casemiro, Kroos, Valverde; Rodrygo, Vinicius y Benzema.

Espanyol: Diego López; Víctor Gómez, David López, Bernardo, Calero, Dídac; Marc Roca, Granero; Darder, Wu Lei y Calleri.