Ante la reciente Sentencia del Tribunal Supremo en relación al “llamado proceso”, el RCD Espanyol de Barcelona manifiesta lo siguiente:

El Club es una entidad puramente deportiva y, como tal, no representa los sentimientos, ni los posicionamientos personales e individuales de todos sus socios, como no podía ser de otra manera. Más allá de esta circunstancia, reiteramos nuestro respeto a las decisiones judiciales, así como lamentamos el sufrimiento que desgraciadamente determinadas situaciones procesales puedan generar a personas individuales, sus familias o los sentimientos colectivos. Alentamos a todos los poderes públicos a buscar soluciones políticas y democráticas por esta crisis social, por la vía del diálogo y dentro del marco legal y del más estricto respeto a la legalidad.