La pieza de Diego López ya ha encontrado su sitio en el rompecabezas. El gallego ha fichado con el Espanyol por tres temporadas y el año que viene será el portero titular del equipo. Sin embargo, para la vacante de segundo guardameta, los pericos tienen todavía mucho trabajo por delante. Pau López y Roberto Jiménez continúan perteneciendo al club y mientras la situación de uno de los dos no cambie, Gorka Iraizoz, está descartado.

Ligados a la entidad

En su balance de la temporada de ayer Jordi Lardín ha sido muy claro: mientras tengamos portero, no vamos a fichar a nadie. Actualmente tanto Roberto Jiménez como Pau López pertenecen al Espanyol y si al menos uno de los dos no se marcha este verano, no se producirán movimientos en ese puesto.

En el caso de Pau López, el club está a la espera de lo que haga el Tottenham. El equipo inglés tiene una opción de compra hasta el 30 de junio. En caso de no ejercerla, el director deportivo perico ha asegurado que “Pau es un jugador nuestro y volverá a casa“.

Respecto a Roberto Jiménez ha sido un poco más contundente. El cancerbero quiere salir del equipo en busca de minutos y Lardín ha recordado que “cuando un jugador firma un contrato y quiere irse del club, hay que pagar. Lo que no puede ser es que si no estoy contento me quiera ir”.

Aunque el Espanyol quiere en sus filas a futbolistas que estén contentos hay un “problema contractual que solucionar”. Este verano Roberto llegó por 3 millones de euros y los pericos no van a vender al portero a cualquier precio.

Mientras Roberto y Pau continúen en el equipo no se plantea la posibilidad de fichar a nadie. Jordi Lardín ha negado los contactos con Iraizoz

La llegada de Gorka

Para que pueda recalar un nuevo guardameta en la entidad, primero tiene que existir la vacante. De momento ninguno ha salido pero ante esta posibilidad el que se encuentra mejor posicionado para sustituir a Roberto y ser el segundo portero del primer equipo es Gorka Iraizoz.

Sin embargo, Lardín ha desmentido haber mantenido ningún contacto con el ex del Athletic. “No podemos hablar con Gorka ni con nadie hasta que no sepamos los porteros del año que viene. No podemos fichar si Roberto o Pau tienen contrato”.

Entre los diferentes frentes de fichajes que tiene abierto el Espanyol, la portería será uno de los más complicados de resolver para que todas las partes terminen lo más satisfechas posible.