La Junta General de Accionistas del Espanyol celebrada este miércoles ha sido como cabía de esperar una balsa de aceite para el Consejo de Administración, es lo que tiene controlar el 99% del paquete accionarial. Las críticas más “feroces” fueron para el director general corporativo del club, Roger Guasch, por el aumento de los abonos.

En el capítulo económico quedo claro que el club apuesta por la venta de jugadores como fuente de ingresos y a su vez de crecimiento. “las ventas récord por 22,1 millones indican el camino a seguir como club sostenible, que invierte en talento pero no aumenta su deuda”, afirmó el director financiero Joan Fitó ante los accionistas.

Para el actual ejercicio 2018-19 contempla el Espanyol recibir 19 millones en ventas, de los cuales nueve ya están cubiertos por el traspaso de Aarón Martín al Mainz 05. A partir de esa cifra el club no tiene necesidad económica para desprenderse de jugadores, otra cosa es que el mercado aporte oportunidades de hacer caja con más jugadores.

La deuda bruta, se mantiene en 121,13 millones de euros, de los que hasta 51,8 deben devolverse antes del 30 de junio de 2019, por mucho que se ha ido renegociando buena parte para convertirlo al medio plazo.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol