El mundo del fútbol sigue decidiendo si continuará o no la competición, algo que a día de hoy parece poco menos que un imposible, con la pandemia del coronavirus atacando con extrema virulencia a nuestro país, donde superamos ya las 800 víctimas mortales a causa del COVID-19. El presidente de Laliga ha repetido hasta la extenuación que cualquier solución pasa por acabar el campeonato, lo mismo opina el presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales.

Y la realidad, por más dura que nos parezca en las actuales circunstancias es puramente económica. Como ya adelantó Tebas hace unos días los clubes se están jugando casi el 30% de sus ingresos televisivos, que son el sustento de las entidades deportivas, en su práctica totalidad. En el caso del Espanyol, el club ya ha dejado claro que si se dan las circunstancias sanitarias consideran que la mejor solución es acabar el campeonato, además desde las oficinas del club se considera que el equipo está en condiciones de pelear la salvación.