El director de fútbol profesional del Espanyol, Rufete, reconoció el pasado viernes que el Betis había vuelto a contactar con el club perico para tratar el fichaje de Borja Iglesias, después de unas semanas de silencio, la propuesta de los verdiblancos fue la de pagar los 28 millones de euros de la cláusula del “panda” en dos cómodos plazos, lo cual fue rechazado de plano por la dirección blanquiazul.

El Espanyol ha dejado claro por activa y por pasiva que defenderá los intereses del club, y además está tratando de aislar al jugador del ruido externo que está produciendo su intento de fichaje por el Betis, que por el momento sigue sin “cash” para poder afrontar el costoso fichaje de Borja Iglesias para el ataque de Rubi.