Rubi apostó por cambios en el Ciutat de Valencia, sentando a Wu Lei y dando entrada en su lugar a Puado, el míster quiso dar aire fresco con la entrada del canterano, que ha tenido poco protagonismo durante la temporada.

El equipo salió muy enchufado en el partido y a los 16 minutos llegó el gol de Borja Iglesias, un soberano golazo del gallego, que con este gol ya suma 13 de dianas en su estreno en la máxima categoría del fútbol español. El equipo no perdió nunca la compostura, y fue poco exigido por un Levante que atacaba más con el corazón que con la cabeza.

Javi Puado ha sido la principal novedad en el once de Rubi en el Ciutat de Valencia

El Espanyol marcó un nuevo gol, fue obra de Marc Roca, que anotó al borde del descanso, pero el colegiado lo anuló después de consultar con el VAR, por manos del canterano, es cierto que el canterano toca la pelota con la mano y le beneficia para hacer el gol, una lástima. De ahí al descanso.

En la reanudación el Espanyol siguió mirando a la portería rival y a los cinco minutos de la segunda parte, tuvo Puado el 0-2, su remate se fue fuera por poco. La afición granota estaba ya muy nerviosa con su equipo, era el momento de poner tierra de por medio con los locales. El Levante tuvo también alguna ocasión en este inicio de segunda parte, fallos en la entrega de balón en fase defensiva daban vida a los azulgranas.

En el 61 llegaría el empate de los locales, obra de Vezo que hacía que todo empezara de nuevo, una lástima porque el equipo tuvo ocasiones para abrir antes más ventaja en el partido. Pero pronto llegaría el segundo para los nuestros, obra de Marc Roca, para hacer justicia con el juego del equipo, corría el 64 de partido. El canterano celebró con rabia su gol, después de que el VAR anulará el que marcó al borde del descanso.

Pero en el 72 de juego llegó un nuevo jarro de agua fría, después de una perdida incomprensible de Darder, Rochina soltaba un trallazo que se colaba en la portería de Diego López, el gallego podía haber hecho mucho más en este gol. En el 75 el mismo Rochina veía la segunda amarilla, se quedaba con uno menos el Levante.

En el 80 de juego Rubi movía el banquillo y daba entrada a Álex López y Hernán Pérez para sustituir a Víctor Sánchez y Darder. Y en el 82, Sergio García sustituía a Puado. El Espanyol lo intentó hasta el final, incluso Hernán Pérez mandó al palo un potente disparo, también el Levante tuvo su ocasión en las botas de Roger. El partido murió con un punto, que sabe a poco, y que nos coloca el sueño europeo más lejano.

Ficha técnica:

Levante: Aitor; Jason, Chema, Vezo, Rober Pier, Toño; Campaña, Rochina, Bardhi; Morales y Mayoral.

Espanyol: Diego López; Javi López, Naldo, Hermoso, Pedrosa; Marc Roca, Víctor Sánchez, Darder, Melendo; Puado y Borja Iglesias.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol