El presidente Chen Yansheng dejó claro a su llegada al Espanyol que quería un modelo de club sostenible, y lo ha logrado, si nos atenemos a los números a los que ha tenido acceso la web Palco23. El Espanyol repitió beneficio neto en 2017-2018, con unos 6,4 millones de euros, después de que el negocio ordinario creciera un 7,8%, hasta 73,7 millones de euros. Y para 2018-2019 contempla estabilidad en los ingresos, con 76,5 millones de euros. 

Los dos motores de crecimiento del club en los últimos dos años han sido la televisión y el área comercial, que en el último ejercicio aumentaron su facturación un 7,3% y un 13,2%, respectivamente. En el tema de abonos el objetivo marcado por Roger Guasch de lograr un millón de euros más con el aumento de las cuotas a los abonados, que tanta polémica levantó no se ha cumplido.

La buena marcha del equipo ayudaría a lograr un aumento de partidas en el tema de la venta de entradas, merchandising o bonus pactados con los patrocinadores actuales de los que dispone el club. Además, se han reforzado las estructuras con la entrada de un nuevo director de márketing y comercial, Agustí Filomeno.

Los gastos de personal subieron un 19,8%, hasta 57,57 millones de euros, de los que 50,8 millones corresponden al plano deportivo. Las amortizaciones subieron un 11,9% y alcanzaron los 11,12 millones, con deudas pendientes de pago a 30 de junio de 2018 con Olympique de Lyon (8 millones por Sergio Darder), FC Krasnodar (2,3 millones por Naldo) y Atlético de Marid (1,75 millones por Leo Baptistao).

Por lo tanto el Espanyol esta en la senda que siempre marco Chen Yansheng de tener un club saneado y sostenible, aunque quedaría mucho terreno por recorrer sobre todo en el capítulo de ingresos, algo en lo que se estaría trabajando de forma intensa para poder tener un plus de dinero que permitiera tener una apuesta más potente en el área deportiva de la entidad.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol

Compartir