La dirección deportiva del Espanyol trabaja de forma intensa para construir una plantilla capaz de competir en los tres torneos a los que se enfrentara el próximo curso, para ello han llegado Bernardo Espinosa y Ander Iturraspe, jugadores que serán presentados este martes en la concentración del equipo en Navata.

El próximo objetivo parece que será la llegada de un extremo y en este sentido el nombre que suena con más fuerza es el del “Monito” Vargas, una de las promesas del fútbol argentino, de tan solo 22 años de edad, que puede jugar de extremo en ambas bandas. No es una operación barata ya que estaríamos hablando que rondaría los 12 millones de euros, según el periodista Álex de Llano.

El presidente de Vélez ha reconocido que durante todo el día de ayer se estuvo cruzando correos con el Espanyol por lo que las negociaciones están abiertas entre ambos clubes.