El Espanyol ha logrado la victoria en Olot, en el debut de Rubi en el banquillo espanyolista y por lo tanto en la primera prueba de la pretemporada, donde el equipo llega después de una gran carga de trabajo en la Garrotxa.

Como cualquier partido a estas alturas ha sido espeso, y el rival pequeño se ha crecido y de hecho ha comenzado ganando, gracias a un gol de Aspar a los 10 minutos aprovechando un rechace de Diego López. Tocaba remar para remontar. La realidad es que los espanyolistas pronto se hicieron con el gobierno del partido y cambiaron la tendencia inicial. Los de Rubi tuvieron más posesión de pelota y más presencia en el área rival. La posición de los laterales Dídac y Pipa jugando prácticamente como extremos era toda una declaración de intenciones.

Álex López también ha destacado en el debut de pretemporada. Foto: RCDE

Melendo encontró el gol, superó a sus adversarios para lograr el empate con un colocado chut con la izquierda, cuando corría el minuto 24 de partido. Desde el empate, el dominio blanquiazul fue in crescendo con muchas aproximaciones al área visitante y alguna buena oportunidad para adelantarse en el marcador.

Como era de prever, Rubi cambió totalmente el once en el arranque del segundo tiempo. Dos minutos tardó Baptistao en lograr el segundo gol blanquiazul con un remate imparable. Con el marcador a favor, el Espanyol se dedicó a conservar su ventaja sin perder de vista la portería contraria. Aarón, por la izquierda, fue uno de los más incisivos recuperando su versión ofensiva. Hernán Pérez, en su vuelta tras la cesión, también estuvo muy activo y cerca de marcar en un par de oportunidades.

El Espanyol de Rubi se estrena con victoria ante un rival de inferior categoría y debe seguir mejorando tanto físicamente como en idea de juego, queda mucho por delante.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol