Las pruebas a que ha sido sometido David López nada más acabar el partido de esta tarde ante el R. Valladolid no han resultado lo suficientemente concluyentes como para poder cerrar un diagnóstico definitivo.

El jugador, que tuvo que retirarse antes del descanso por una lesión en la rodilla izquierda, en una acción fortuita, ha sido evaluado en el vestuario del RCDE Stadium y trasladado posteriormente a la Clínica Corachán para someterse a una resonancia. En esta primera evaluación se aprecia una contusión en el cóndilo femoral externo y un edema en el ligamento lateral externo. Sin embargo, no se puede confirmar una posible afectación en el ligamento cruzado anterior, por lo que se han programado nuevas pruebas complementarias para el próximo lunes.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol