Que la criminalidad se ha disparado en Barcelona es una evidencia, reconocida incluso por las autoridades y que la imagen de nuestra ciudad ha sido noticia en los medios internacionales es otra realidad que no podemos esconder.

Una muestra más es el partido que este jueves medirá al Espanyol y al Ferencváros, los húngaros a través de su página web han alertado a sus aficionados del alto índice de criminalidad existente en Barcelona.

“En lugar del típico robo y hurto, aumentan los robos violentos, a veces con lesiones graves. Los delincuentes de motocicletas y sus homólogos peatonales roban bolsos, joyas y relojes de valor a turistas desprevenidos, a menudo como delincuentes grupales”, informan en la web del Ferencváros.

El club húngaro pone a disposición de sus aficionados varios números de teléfono como los del consulado de Hungría en Barcelona