Visitaba el Espanyol B al Badalona, uno de los equipos en playoff de ascenso en el grupo III de la Segunda B, en el estreno del estadio Nou Municipal badalonés. No fue un buen partido para los dirigidos por David Gallego que además ven como el descenso se acerca a dos puntos y la promoción de permanencia a solo uno. Y eso que llegaban buen momento de forma con 10 puntos de 15 posibles. Todo se verá con otros ojos venciendo al Lleida el próximo fin de semana en la Dani Jarque.

En Badalona los locales comenzaron dominando, quizás espoleados por el estreno de su nuevo feudo y los 3.500 espectadores congregados, hasta que en el minuto 35 un penalti sobre Robusté era transformado por Iván Agudo. Andrés no pudo hacer nada. Álex López tuvo una opción para el empate antes del descanso en un libre directo.

En la segunda mitad los pericos se volcaron a por el empate pero los escapulados se hicieron fuertes en defensa. Solo otro disparo de Álex López puso en aprietos a los locales. Y ya hacia el final del partido Andrés evitó la sentencia salvando un mano a mano.

El míster David Gallego elogió el esfuerzo de los jugadores y lamentó que eso no se traduzca en más puntos para el filial.