El filial del RCD Espanyol de Barcelona sigue sumando en este inicio de liga y se llevó un punto de su visita al Pedro Sancho en el primer partido como visitante de la temporada. Sin embargo, los de José Aurelio Gay hicieron méritos para llevarse un botín mayor hacia la Ciudad Deportiva Dani Jarque especialmente en un segundo tiempo lleno de ocasiones para los blanquiazules. Sólo el acierto del portero local hizo que el 0-0 inicial reinara durante los noventa minutos.

Desde los primeros compases del partido se pudo ver el toma y daca habitual en este tipo de enfrentamiento, dos equipos muy bien plantados sobre el césped, muy seguros de sus armas y su estilo y sin ganas de ofrecer facilidades el rival de cara a portería. Los locales fueron los primeros en lanzar un aviso sobre la meta de Adri López con un remate de De Mesa que no encontró los palos. Los blanquiazules no tardaron en responder esta ocasión y, por el mismo precio, tuvieron dos en la portería aragonesa, la más clara para Nico que encaró a Salva, pero el portero arlequinado salvó el 0-1. Una acción que se convertiría en tónica general en la segunda mitad.

Con un primer tiempo más bien igualado, a pesar de la propuesta futbolística perica, los de Gay salieron de los vestuarios con energías renovadas y controlaron absolutamente el partido en el segundo tiempo. Aquí fue donde la figura de Salva se convirtió en un héroe para los aficionados locales y en una pesadilla para los delanteros espanyolistas. El filial montó prácticamente un asedio constante hasta los últimos minutos de partido en torno a la portería del CD Ebro, pero en cada nueva ocasión, el portero respondía con una nueva intervención para seguir manteniendo el 0-0 en el marcador. Una de las más claras fue para una contra donde primero Max y, acto seguido, Víctor, probaron con sus tiros romper la igualdad del resultado sin que la suerte sonriera al bando espanyolista. Con el paso de los minutos, ya en el tramo final, el despliegue físico sobre el césped comenzó a dejarse notar en las piernas de los futbolistas y, a pesar de los intentos hasta el pitido final, las ocasiones fueron de baja y el 0-0 inicial quedó como el resultado final. De este modo, el filial perico suma su cuarto punto de la temporada, sin conocer la derrota y sin haber encajado ningún gol.

Ficha técnica:

CD Ebro: Salva, Carlos Barreda (Parejo, 65’), Espín, Paco Aguza, Lolo Garrido, Fran García (Álvaro, 54’), De Mesa (Emaná, 85’), Rubio, Palomares, Víctor Andrés y Ayad.

RCD Espanyol B: Adri López, Soria, Iago, Nacho, Damià, Moha, Josi, Pujol, Max, Víctor (Julián, 82’) y Nico (Jofre, 75’).

Goles:-.

Árbitro: Sr. Sergiu Claudiu Muresan. Va amonestar a Iago (17’), Fran García (52’), Lolo Garrido (71’), Soria (80’). Expulsó con roja directa a Juan Julián (90’).