El filial del RCD Espanyol de Barcelona reaccionó de manera contundente después de la derrota en el derbi de la primera jornada del 2020. El equipo de José Aurelio Gay venció al Andorra, el mejor local de la competición, y ahora espera prolongar su buena racha este domingo ante el CD Ebro (Ciudad Deportiva Dani Jarque, 12h), un rival muy duro y que está peleando por salir de la zona baja de la clasificación.

“El equipo tuvo una muy buena respuesta después de haber perdido el primer partido del año ante el FC Barcelona B. Los jugadores estuvieron a un nivel sensacional en uno de los campos más difíciles frente a un rival que había sumado muchos puntos en su campo. Nos adaptamos perfectamente a la climatología y al terreno de juego, que tenía una parte helada. Pienso que nos adaptamos mejor que el rival”, ha indicado el entrenador blanquiazul, José Aurelio Gay.