Era un obviedad pero faltaba darle carácter oficial. El fútbol español queda suspendido hasta que el Gobierno lo autorice. Ambas instituciones han dejado claro que no se volverá a jugar al fútbol en España hasta que el Gobierno considere que no supone ningún riesgo para la salud.

“Tanto la RFEF como LaLiga quieren mostrar su mayor agradecimiento público a cuantos están dedicando sus mayores esfuerzos para prestar los servicios esenciales a los españoles y también deseamos mostrar nuestro más sincero recuerdo para todos los fallecidos y un entrañable abrazo del mundo del fútbol para todas las familias que están perdiendo a seres queridos”, terminan su comunicado ambos entes.

Comunicado conjunto de Laliga y la RFEF