El Espanyol recibe a un rival propicio para sumar la primera victoria en casa, y no lo es  precisamente porque los de Bordalás no sean un hueso duro de roer, como demuestra su excelente temporada tanto en Liga como en Europa League, sino porque acumula seis temporadas seguidas sin ganar en el RCDE Stadium.

La última victoria de los madrileños en el estadio perico se remonta a 2013, cuando el Getafe se impuso por 0-2. Desde entonces no vencen los azulones en territorio blanquiazul, sin duda son datos interesantes y que animan a la parroquia perica en la carrera por sumar los tres primeros puntos como locales, ante un equipo que hace tiempo no se le da nada bien el RCDE Stadium.