El Espanyol-Mallorca es clave para los dos equipos. Los pericos necesitan ganar para engancharse a la salvación y los bermellones para meterse en líos mayores de los que ya están, el que logre los tres puntos este mediodía habrá asestado un duro golpe a su rival.

Las aficiones lo saben y por ello los pericos se han volcado con el equipo y se rozará la mejor entrada de la temporada en el RCDE Stadium. Por su parte la afición bermellona no dejará solo a su equipo en Barcelona y unos 400 aficionados mallorquinistas estarán en las gradas del templo espanyolista para animar a los suyos. Se espera un gran ambiente.