El portero del Sevilla además de demostrar su nula educación por la lamentable provocación a la grada espanyolista al finalizar el partido ante el Espanyol, sigue demostrando a estas horas que no fue un calentón y que simplemente es su estilo y su forma de ser.

Así lo demuestra que pocas horas después del partido, Juan Soriano, escribiera un tuit lamentando su error y que a las pocas horas decidiera borrarlo. Un mensaje por cierto en el cual en ningún momento se disculpaba con la afición del Espanyol. Un hecho lamentable que demuestra su estilo y su escasa educación.

Todo lo contrario de lo que ha hecho Sergi Darder que enseguida pidió disculpas por su actitud en el mismo incidente, algo que muchas aficionados pericos le han agradecido, porque entendieron que defendió a su afición y al escudo del Espanyol.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol