Raúl de Tomás es un jugador con muchas ‘novias’, ya lo era antes de que la salvación del Espanyol se complicará y ahora con el equipo blanquiazul cerca de la Segunda División muchos empiezan a especular con su segura salida del club perico este verano. Tal y como cuentan los compañeros de AS su cláusula de rescisión es de 60 millones de euros, sea en Primera o Segunda División.

Cabe recordar en este sentido que esa cláusula de rescisión ascendería hasta los 70 millones de euros en caso de que el jugador debutará con la selección española. La llegada de Raúl de Tomás en el mercado de invierno sirvió para que el espanyolismo se ilusionará con él, y es que el madrileño contaba sus partidos por goles, pero tras la pandemia su lesión ha lastrado mucho las opciones de salvación del equipo.

Como ya hemos contado en Voz Perica en más de una ocasión, los jugadores que llegaron en el mercado de invierno firmaron en sus contratos un descenso en sus fichas en caso de que el equipo acabará bajando a Segunda División, que verían sobradamente compensado si se logra el ascenso a la temporada siguiente. Veremos que sucede en el próximo mercado de verano, pero con un Espanyol en la división de plata las arcas pericas necesitarán ingresos extras y Raúl de Tomás será un caramelo muy apetitoso.