En el espanyolismo ha nacido una nueva antipatía por un club de nuestra Liga, el Real Betis Balompié, es indudable que los verdiblancos han dejado de caer simpáticos en el RCDE Stadium y se ha convertido en un rival a batir. En este sentido cabe destacar que las palabras que este jueves ha pronunciado el vicepresidente del Betis, José Manuel López Catalán, tampoco van a ayudar mucho.

El dirigente verdiblanco con cierto tono altivo ha asegurado que, “hemos tenido ese talante negociador y paciencia. Entiendo al Espanyol que tenga ese desaire. Se fue Pau, luego Rubi y ahora Borja. Era un jugador que necesitábamos, va a llegar a unas cotas importantes en el Betis, ir a la selección española y meter muchos goles, por eso el esfuerzo económico y de horas negociando”, ha afirmado López Catalán.

Y añade una píldora que tampoco gustará a la hinchada perica, “Borja es un jugador que conoce el Betis, que ha vivido el ambiente del Villamarín. Ha visto la oportunidad para crecer en su carrera. Tener al entrenador, ha sido importante la labor de Rubi. No ha sido nada fácil. Jugador cotizado y codiciado, por equipos de la Liga inglesa, en España”, ha afirmado el bético.