A través de los compañeros de LA GRADA hemos conocido la historia de Eli, una perica que sufre la enfermedad de Lyme, por la picadura de una garrapata infectada con la bacteria Borrelia en verano de 2017, desde entonces su vida dio un vuelco inesperado y ahora lucha por lograr fondos y seguir con un tratamiento que en España no se da, para ello tiene que desplazarse a Bruselas y su coste es muy elevado.

De la enfermedad de Eli tan solo existen 300 casos en España, “me interesa difundir esta enfermedad para que nadie más tenga que pasar por esta tortura. En España no nos van a ayudar porque hay mucho desconocimiento, pero espero que los doctores se interesen por esta dolencia para que lo que me ha sucedido a mí no le pase a nadie más”, afirma Eli.

Eli luce siempre con orgullo su espanyolismo

Su vida como decíamos antes empezó a cambiar en el verano de 2017, cuando una garrapata infectada con la bacteria Borrelia le picó en Andalucía, “me empecé a encontrar muy mal, pero los médicos me decían que era una intoxicación. Fui a varios hospitales, donde me realizaban analíticas, pero iban perdidos”, en mayo de 2018 y tras estar ingresada en la clínica Dexeus dio positivo de la bactería Borrelia, y pero los médicos en España seguían perdidos, tras buscar por internet casos de su enfermedad conoció otro en Valencia que enseguida le recomendaron irse a Bruselas.

Pedí un crédito de 10.000 euros, que se acabó pronto, y en septiembre me fui hacia allí, aunque en noviembre decidí tirar la toalla. Pero gracias a una frase muy típica del Espanyol, ‘no surrender’, decidí luchar, y hacer unas pulseras y organizar eventos bajo el lema ‘prohibido rendirse’ para poder lograr algún ingreso con el que sufragar este costoso tratamiento”. Y es que las primeras analíticas le costaron ya 3.000 euros, que se le suman a unos gastos mensuales de medicación de mil más, además de los desplazamientos y estancia en la capital belga.

No sé qué calidad de vida podré tener, pero pienso en mi hija, que tiene 11 años, y he decidido luchar con todas mis fuerzas hasta que se agote el dinero o me agote yo. Lo estoy intentando todo y ya he realizado un torneo de fútbol sala, otro de baile y ahora en abril haremos una ‘botifarrada’ en la playa de Castelldefels a la que están todos los pericos invitados”.

Además, todo el que quiera puede obtener las pulseras solidarias (marinacobobalastegui@hotmail.com, Elibm6 en Instagram o Eli bm en Facebook).