En verano del 2007, un joven de Osuna (Sevilla) llega a la Dani Jarque con su viejo Passat. Tres temporadas en el filial perico le valieron para ganarse la confianza de Mauricio Pochettino y hacerle debutar en El Madrigal, en octubre del 2009 con el primer equipo. A partir ahí, Javi López (21/01/1983, Osuna) es un pedacito de historia del Espanyol, el club de su vida, el club al que se ha entregado durante doce y en los que ya ha sumado 250 partidos como profesional.

A falta de escasos minutos de su renovación automática hemos hablado con el capitán del Espanyol para repasar y analizar estos doce años de amor al club. Sin duda, podemos decir que Javi López ya es historia del Espanyol.

Llegaste al filial del Espanyol el año 2007, doce años después eres uno de los jugadores con más partidos en liga con el primer equipo del Espanyol. ¿Te esperabas todo esto?

No, todo esto está por encima de mis expectativas; yo vine aquí con la ilusión de un niño, de ser futbolista y cumplir el sueño de jugar en Primera División. Pero ni en mis mejores sueños podría haber imaginado lo que estoy viviendo. Como digo, todo esto supera mis expectativas y es algo de lo que me siento muy afortunado.

Juegas tres temporadas en el filial, tres temporadas que no fueron fáciles ni para ti ni para el club ya que vivisteis dos descensos a Tercera División y un año en Tercera.

Si, además en mi primer año, a los dos-tres meses me lesioné de gravedad y prácticamente me lo paso en blanco, aunque me recupero para el final de temporada. Por culpa de eso, ese año no participé mucho en el equipo y encima al final hay que sumarle un descenso.

Y en tu última temporada con el Espanyol B, la 2009/10, bajáis a Tercera después de haber logrado el ascenso la temporada anterior. Pero para ti no fue del todo una temporada agridulce ya que debutas en Primera de la mano de Pochettino, ¿Cómo lo recuerdas?

Imagínate, un sueño por el que luchas cuándo empiezas a jugar a fútbol se cumple gracias al trabajo realizado durante tantos años. Cuando estás en la banda, el míster te llama, te dice lo que tienes que hacer y te dice: “confío en ti, hazlo como tú sabes”; son palabras y momentos que no se te olvidan nunca. Todos los mensajes que recibes después… y encima no debutas con cualquier equipo, lo haces con el Espanyol, un histórico de la liga.

Javi López durante un partido de esta temporada contra el Athletic Club

Hay jugadores que, con muy poco tiempo en la casa se ganan el cariño de la gente como si nada. Tu eres uno de ellos, y en 2015 tus compañeros te hacen subir un peldaño y te nombran capitán del equipo. ¿Qué sientes en ese momento?

Eso es lo máximo. Si que es cierto que llego a la capitanía por antigüedad, pero también llego por que mis compañeros me votan para lo que lo sea; y que mis compañeros hayan confiado y me hayan apoyado durante todos estos años para que lo siga siendo es un orgullo y honor, además de una responsabilidad tremenda porque portar el brazalete de capitán de un club con más de cien años de historia, que lo han llevado grandes jugadores de la talla de Tamudo, Jarque, Luis García o Sergio García que tienen un nivel superlativo, es sin duda un orgullo y responsabilidad.

No estabas en esa pretemporada en Italia que sucede la desgracia de la pérdida de Dani Jarque, ¿verdad?

No, yo estaba concentrado con el filial en Finlandia. Con Dani entrené escasas ocasiones, muy pocas veces. Tuve la suerte de subir al primer equipo a entrenar en algunas ocasiones y es cuándo coincidimos. Tengo el recuerdo de un grandísimo profesional porque era uno de los jugadores de los que se quedaban siempre en el gimnasio después del entrenamiento para seguir trabajando la forma física.

• Y con trabajo y perseverancia te plantas a los 250 partidos oficiales con el primer equipo. Muy pocos pueden decir esto.

Es una cifra redonda, una cifra muy bonita. Lo que es verdad es que detrás de esa cifra creo que hay unos valores que me inculcaron mis padres de compromiso, dedicación, esfuerzo, trabajo, lucha… De que cuándo crees que ya no puedes más vuelves a dar lo mejor de ti, de saber sobre ponerse a situaciones adversas que durante una carrera deportiva te van sucediendo, todo esto, es lo que me ha ayudado a llegar hasta estos 250 partidos como profesional. Porque aquí nadie te regala nada y es una gran satisfacción para mi y para mi familia seguir cumpliendo partidos.

Eres un jugador que te dejas el alma en cada partido y que has sumado ya 250 partidos con el Espanyol, ¿cómo llevas toda la crítica que se puede ver por las redes sociales?

Esto al final forma parte del deporte y no puedes darle importancia a todas las opiniones, hay que aprender a relativizar todo esto. Yo respeto todas las opiniones y todo el mundo tiene derecho a decir la suya. Es cierto que cuando eres más joven te puede llegar afectar, pero cuándo ya te haces un poco más mayor ya no le das tanta importancia.

Yo trabajo para mi club, para ser mejor cada día y para estar a disposición del entrenador y también te digo una cosa, las muestras de cariño a diario recibo son muchas y yo me quedo con eso.

Y en ámbito global, la temporada del Espanyol ha sido “Arrancada de caballo parada de burro”; ¿crees que se está exagerando con las críticas hacía el equipo?

Venimos de años muy difíciles, venimos de una época en la que el Espanyol vivió prácticamente los mejores años de su historia en Montjuïc; el cambio de estadio, la deuda, el nuevo propietario… Ahora estamos en un proceso de estabilización, las ilusiones esta temporada comenzaron renovadas y empezamos a un nivel altísimo, pero es cierto que la Liga es muy igualada y lo que tenemos que hacer es seguir trabajando para acabar la liga lo mejor posible. Nosotros solo nos tenemos que centrar en trabajar, jugar el fútbol y darlo todo en el campo. Lo demás, nosotros tenemos que estar abstraídos de todo eso.

¿Qué le pasa a un equipo que está a ese nivel durante quince jornadas y después desaparezca?

Las dinámicas de equipo son dignas de estudio. Los equipos van por dinámicas y en momentos de la temporada los resultados no han salido acordé del trabajo que el equipo había plasmado en el campo. Porque hay formas y formas de perder y habido muchos partidos esta temporada que hemos perdido, pero hemos perdido siendo protagonistas, teniendo el balón, chutando más a portería.

Este año con el nuevo planteamiento impuesto el equipo practica un fútbol mucho más atractivo y si no da resultado parece que todo está mal y yo no creo que sea así. Yo creo que con todo lo que se ha implementado este año, con el paso del tiempo vamos a conseguir grandes cosas.

¿Este bajón de resultados podría venir a causa de un problema de forma física?

No, porque si ves los datos físicos de ahora son los mismo o mejor incluso que al principio de la liga. Porque al principio de la liga no estábamos en plena forma aún. Yo no lo llamaría un problema físico.

¿Entonces, falta un plan B en los partidos?

Ahora podríamos ponernos analizar los partidos y podríamos decir lo que ha fallado en algún encuentro; diga lo que diga va a sonar a excusa, pero hemos tenido lesiones de jugadores importantes en momentos claves de la temporada, las dinámicas no han sido buenas, no hemos tenido fortuna de cara a gol en momentos puntuales, y eso al final son un cúmulo de situaciones que te llevan a diferentes altibajos durante la temporada.

El capitán perico es un jugador muy querido por la hinchada blanquiazul

Venimos de una etapa exitosa en Montjuic, llevamos diez años en el RCDE Stadium y no hemos conseguido nada destacable. ¿Falta ambición?

Para nada. Hay que cambiar la situación, pero no nos falta ambición. Cuando un jugador salta al césped sale con la máxima ambición posible, eso no se puede dudar con lo que estamos expuestos. Nuestra imagen, nuestra carrera deportiva, nuestro club depende de nosotros y cuando salimos al campo intentamos dar lo mejor de nosotros y vamos al límite en cada jugada. Y eso me pasa a mí, a mis compañeros y al club, todo intentamos dar lo mejor de nosotros.

Estamos en una liga muy igualada en la que los equipos, la mayoría de ellos no tienen deuda; nosotros tenemos una deuda bastante grande y hasta que no se estabilicen las cosas pues hay que ir haciéndolo lo mejor posible. Cada vez se están haciendo mejor las cosas y todo lo que se haga a partir de ahora se hará para crecer y crecer, pero para nada falta ambición.

¿La renovación para cuándo?

Respecto a eso solo puedo decir que mi sueño y mi idea siempre ha sido retirarme aquí en el Espanyol, voy a luchar al máximo de mis fuerzas, hasta la extenuación para conseguirlo. Este es el club de mi vida y me encantaría retirarme aquí, después se podrá dar o no porque el fútbol da muchas vueltas, pero esa es mi ilusión y sueño.

¿Ha habido ofertas de otros equipos?

Si, a lo largo de mi carrera ha habido ofertas; incluso algún club ha llegado a ponerse en contacto con el Espanyol preguntando por mí.

Pero si te soy sincero, mi única prioridad ha sido siempre el Espanyol y te lo digo con el corazón, no me gustaría vestir ninguna otra camiseta, a mí me gustaría que el día que deje de ser profesional que fuera con la camiseta del Espanyol.

¿Y hay clubes atentos a la posible renovación (o no) de Javi López?

Esto son temas que llevan mis agentes y son los encargados de recibir esas propuestas, pero ellos saben cual es mi prioridad y en ese sentido me respetan mucho porque mientras estoy aquí, yo quiero estar aquí y si hay algo, yo no lo sé.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol