Lluís López (Manresa, 05/03/1997) pasa por un gran momento de forma en el Espanyol. Imprescindible en el centro de la zaga del filial blanquiazul, aunque, sus compañeros han podido solventar con nota su ausencia mientras Lluís debutaba en Primera División de la mano de Rubi.

En verano buscará su sitio en la defensa, un plaza que tiene ganada como perico, algo que ha demostrado en las últimas temporadas en las que ha defendido los colores del Espanyol en Segunda B, Tercera división y en Primera. Ofertas para irse, tuvo; las rechazó. Y su premio ha llegado esta temporada: diez partidos con el primer equipo y a noventa minutos de clasificar el Espanyol B para el Playoff a Segunda división, algo que no se consigue desde 2002. Hemos charlado con él y nos ha contado todo esto.

Victoria sufrida y trabajada ante un Levante sospechosamente motivado. ¿Cómo afrontáis este último partido ante el Valencia CF?

Nosotros sabemos que todos los equipos van a competir hasta la última jornada de la liga, creo que, es lo que deben hacer se jueguen algo o no. Y nosotros lo que tenemos que hacer es sobreponerse a estas circunstancias y sumar los tres puntos que nos dejen en la cuarta posición.

¿Estás ante el reto más importante de tu carrera deportiva?

La verdad, puede ser que sí. Al final si ves el palmares de los jugadores o buscas futbolistas que hayan conseguido un ascenso de Segunda B a Segunda o que hayan jugado el play off, pocos pueden decir que lo hayan conseguido y jugar un play off al final es bonito, es ilusionante y para el club también es importante porque deja una huella.

Son muchos años los que hace que el filial no juega un play off de ascenso, de hecho, hace 17 años. Quizá por la cifra no nos parece lejano, pero en ese Espanyol jugaban Moisés Hurtado, Ferran Corominas o Jonathan Soriano.

Sí, son cosas que cuestan mucho de conseguir y aunque no es el objetivo principal, pero si se consigue es bonito y se tiene que disfrutar. Pero es algo complicado de conseguir ya que la Segunda B es una categoría muy difícil y conseguirlo tiene su mérito.

Lluís López durante el último derbi en el Camp Nou

¿Cómo ha sido volver al filial en este tramo final de liga?

Esto me ha servido para aprender que hay que darle naturalidad a la situación, ya que formo parte del B y que lo que he hecho ha sido intentar ayudar al primer equipo cuando lo han necesitado y, sobre todo, ayudar a los compañeros del B cuándo también te necesitan.

Formas parte de un club, te debes a él y al final es eso, darle naturalidad a la situación y entender que tanto sea arriba o abajo tienes que hacerlo lo mejor posible para ayudar a tus compañeros y a tu club.

Desde fuera da la sensación de que te ha costado un poco entrar en los partidos. ¿Al final es tan diferente jugar en el Segunda B que en Primera División?

El fútbol que se juega en Segunda B es diferente al que se juega en Primera división, aunque es el mismo deporte, el fútbol que se práctica no es el mismo. Las categorías están por algo y se nota.

El partido en casa del Cornellà era una final y los planteasteis como tal, ¿Os ha podido afectar un poco ante el Levante quizá el partido del Cornellà haberlo afrontado como una final?

Nosotros lo que queríamos era depender de nosotros mismos, por eso planteamos ese partido como cualquier otro de la temporada, aunque indirectamente nosotros le diéramos la importancia que le dimos el ganarles y meterte por delante de ellos y depender de nosotros mismos para jugar el play off. El día del Levante quizá nos costó un poco más en la primera parte porqué esperábamos que jugaran de una manera y nos salieron de otra; además, ellos jugaban también con más libertad ya que no se jugaban nada.

El Espanyol es el verdadero equipo de cantera de Cataluña ¿Qué sentís al poder alcanzar el play off con esta filosofía?

El objetivo del club no es ascender, es formar jugadores para el primer equipo y mantener la categoría. Al final, cuándo consigues eso se le da valor a lo que estás haciendo durante el año, que el trabajo que se están haciendo bien y se le debe dar un valor importante ya que lo que se está haciendo durante el año está teniendo sus frutos.

¿Qué importancia tiene David Gallego en vuestras carreras?

Los jugadores que hemos estado con David muchos años y nos ha enseñado a entender su modelo de juego, su manera de ver el fútbol y eso hace que nosotros tengamos una manera de jugar que se adapta a lo que el quiere.

Nos da mucha libertad para interpretar, para entender y decidir por nosotros mismos, saber que está pasando en el juego, a interpretar; entonces esto te da una independencia en el juego como jugador. Que un entrenador te enseñe eso en tu carrera deportiva es muy gratificante.

¿Lo ves en un futuro como entrenador del primer equipo?

Al final eso dependerá de las situaciones que se vayan viviendo, pero creo que David está capacitado para poder estar en la élite y espero que así sea.

Y que coincida contigo, ¿no?

Si, si puede ser, genial. Al final es un entrenador que me aportado mucho, que lo considero muy bueno, muy buena persona y me ayudado mucho en mi carrera deportiva y ojalá pueda seguir aprendiendo de él.