El líder del grupo V de Tercera División sumó la vigésimo quinta jornada consecutiva sin conocer la derrota en un desplazamiento complicado en Palamós. Los de Gallego tuvieron que hacer frente a un gol muy tempranero de los locales, una losa que no pudieron levantar hasta los minutos finales de partido gracias a la diana de Cristo, a pesar del buen puñado de ocasiones para igualar el partido y mantener la histórica racha de resultados.

El partido no pudo empezar peor para los intereses del filial y es que, con apenas cuatro minutos disputados, llegó el gol del Palamós. Los del Baix Empordà aprovecharon una acción rápida de ataque de Nahuel para enviar el balón al área y desde allí Kike Sánchez remató al fondo de la red.

Los blanquiazules intentaron reponerse del 1-0 acumulando minutos en el balón en los pies, pero el gol reforzó la idea de partido de los locales que tejieron un entramado defensivo difícil de superar por los atacantes espanyolistas. Uno de los primeros en intentar la igualada fue Doncel, pero su disparo salió desviado por poco, y Víctor también lo probó con un remate de cabeza que sufrió la misma suerte.

El gol del empate estuvo a punto de llegar a cinco minutos para el descanso, en una acción de estrategia tras un saque de esquina, pero una mano salvadora de Quinti sobre la misma línea de gol evitó que el remate se convirtiera en el empate.

La reanudación la inauguró un centro de Royo que Cristo no pudo rematar por poco ante la salida de Quinti.

La ofensiva perica para intentar el empate no concedió tregua en los primeros compases del segundo tiempo y Puado estuvo a punto de igualar el marcador con un disparo cruzado desde la banda derecha. También una serie de rebotes dentro del área local tras un saque de esquina llevaron peligro a la portería del Palamós.

Uno de los pocos sustos que se llevó la portería de Álex Domínguez fue un lanzamiento de falta de Marc Gelmà que hizo temblar el larguero.

Con el paso de los minutos, el Palamós terminó de recular para concentrar el mayor número hombres cerca del área de Quinti para reducir al máximo los espacios por los atacantes del filial y los espanyolistas lo aprovecharon para bombardear a los locales con balones en el área.

El filial hacía méritos para conseguir, al menos, el gol del empate, pero quedó claro que la fortuna no estaba del lado perico cuando Cristo conectó un disparo potente que impactó en el larguero.

A diez minutos para el final llegó la recompensa para los de Gallego. En una jugada por banda, el balón llegó al interior de la grande y allí, Cristo, ahora sí, remató para hacer el gol del empate.

El tanto dejó un final de partido abierto con idas y venidas de área a área, pero sin que ninguno de los dos conjuntos lograra llevarse la victoria.

Ficha técnica:

Palamós CF: Quinti, Sergio García, Cano, Botxi, Kike Sánchez (Medina, min.13), Henry (Traore, min.85), Marc Gelmà, Caballero, Nahuel (Lluc Banús, min.71), Mamau y Subi.

Espanyol B: Álex Domínguez, Genís, Royo, Iago, Lluís, Pol Lozano (Joselu, min.66), Víctor, Álex López, Cristo, Puado (Max, min.74) y Doncel.

Goles: 1-0, Kike Sánchez (min.4) y 1-1, Cristo (min.79).

Árbitro: Sr. Juan Manuel Martín Varas. Amonestó a Botxi (min.35), Medina (min.35), Nahuel (min.70), Marc Gelmà (min.74), Quinti (min.76), Joselu (min.80), Caballero (min.87) y Sergio Garcia (min.90).

Incidencias: Nou Municipal de Palamós.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol