Hemos estado quince días sin fútbol en Laliga, un tiempo donde a buen seguro Pablo Machín ha podido ir instaurando aún más si cabe su forma de juego al equipo, para llegar este domingo a un duelo donde la victoria ya no se puede negociar más, los pericos deben sumar su primera victoria en casa que los enganche al tren de la salvación, que ahora mismo se sitúa en 6 puntos.

Para ello no llegará ni mucho menos el míster soriano con su equipo de gala, ayer sorprendía comprobar que en la lista de convocados no estaba ni Facundo Ferreyra ni Jonathan Calleri, el primero se ha vuelto a romper y el segundo todavía no esta del todo recuperado. El joven Kevni Soni, cedido por el Girona, y ha entrenado casi toda la semana con el primer equipo entraba en la convocatoria.

Se ha instaurado en el entorno perico un ambiente de final, que si bien es evidente que no lo es, tiene tintes que se le asemejan bastante, una nueva derrota empezaría a ser dramática, pero ni pensamos en ello, hoy debe ser el día del primer triunfo y del punto de inflexión que esta plantilla necesita.

Enfrente tendremos un equipo correoso y muy bien armado, que esta rindiendo muy bien en la competición doméstica y no tanto en la Europa Leagu, donde el jueves tiene un partido trascendental y que podría hacerles despistarse en el RCDE Stadium, esperemos que sí. Pero ya sabemos que los equipos de Bordalás siempre están muy bien ordenados y son difíciles de batir.