Con motivo del Día Internacional de la Mujer, celebrado el pasado miércoles 8 de marzo, el Espanyol homenajeará en el partido de esta noche a su socia más antigua. Es María Rosa Rojas Verdaguer, abonada desde 1942.

Sentimiento perico

María Rosa se encargará de realizar el saque de honor del duelo ante Las Palmas. Lo hará acompañada de Lombi, jugadora del Espanyol Femenino. Nacida en 1933, su familia la hizo socia con solo 8 años. Su primer ídolo fue el portero Alberto Martorell. Rojas Verdaguer confiesa haber ido a la peluquería para ir hoy al RCDE Stadium y al médico a por unas pastillas para calmar los nervios. En un reportaje del diario AS, reconoce que desde que sabe que recibirá este honor miles de recuerdos pasan por su cabeza. Destaca que toda su familia biológica y política es perica. El sentimiento espanyolista sigue con sus 3 nietos.

ALBERTO MARTORELL FUE SU PRIMER ÍDOLO. SU PADRE FUE TESTIGO EN LA BODA DE ZAMORA Y SU SUEGRO PRESIDENTE. LE ENCANTABA SARRIÀ. SU MEJOR DÍA LA COPA DEL 2000. HOY VA AL CAMPO MENOS EN LOS DERBIS

Famila del Espanyol

Tanto fervor blanquiazul le viene de su padre, Emilio Rojas, jugador del amateur del club y testigo en la boda del Divino, Ricardo Zamora. Un primo hermano de María fue directivo del club y su suegro, José Salas, fue presidente del Espanyol en 1947. Con su marido, esta perica acudía al Chalet de Sarrià, ya que les daban entradas pero sus padres les vigilaban. Aprovechaba la pareja las ocasiones y las protestas al árbitro para despistar ese marcaje.

Recuerdos

Recuerda a muchos jugadores de aquella primera época: José Trias, Ricardo Teruel, José Egea ‘el Rateta’, Francisco Javier Marcet o José Parra. Destaca la defensa tan buena que tenían los pericos. Fue amiga de Pepe Mauri y Patricio Caicedo, entre otros. O de su vecino Vicenç Tonijuan,nada menos que el primer goleador en la historia de Sarrià en 1923.

Sigue con la ilusión del primer día

Eso sí, María Rosa recuerda que al principio iba al estadio rodeada de hombres y la mandaban estar callada. Sarrià es el campo más bonito que ha visto y eso que ha viajado a ver al Espanyol con su familia, incluso a Niza en la UEFA 76-77. El título de Copa del Rey del 2000 coincidió con su cumpleaños. Su mejor regalo. Actualmente va al campo menos en los derbis, porque sufre mucho. Hoy tendrá el protagonismo que se merece.