“Yo nunca me equivoco al escoger a los chicos” decía un entrenador formador. “los que no se equivocan son ellos. Si tu pones la miada en uno y le das confianza, es lógico que sea el mejor”, fue la respuesta de la psicóloga. Qué importante es mirar a los ojos al jugador y que vea que crees en él. La temporada de Marc y este cierre de mercado han sido surrealistas para alguien que ha de encarnar la política del club. Lo decía Quique también “el club ha de vender”. Es una evidencia. El club ha de ser sostenible por si mismo y no por tener un agente externo poniendo dinero porque entonces siempre serás un esclavo. Tenemos lo principal que un club puede tener: generadores de talento. Hay un mercado amplio de chicos, buenos formadores, un contexto ideal y salud económica. Son ingredientes necesarios para ser autosuficiente.

Quique Sánchez Flores en el RCDE Stadium

Quien creyó que realmente en dos años íbamos a estar cerca de puestos Champions es que era algo soñador. Y no digo que no esté bien soñar pero cuidado con los despertares que no suelen ser agradables. El crecimiento ha de ser progresivo y sostenido. Todo lo que sube rápido, suele bajar proporcionalmente igual de rápido. El éxito deportivo podía ser el epicentro de un terremoto perico con una onda expansiva grande. Ahora bien, jugarlo todo a ese éxito sin tener en cuenta otras esferas pues no es, quizás, el mejor negocio. Siempre nos comentaron aquello de poner los huevos en varias cestas.

Ahora que parece que ya tocamos algo más de pies en el suelo, hemos de dejar el pesimismo atrás. No trae nada bueno. Si nunca reconocemos las cosas positivas, nunca habrá gente dispuesta a trabajar honestamente porque nunca obtendrá reconocimiento. Siempre nos han dicho que el halago debilita, pero, muchas veces, cierto reconocimiento y confianza, te harán trabajar aun más duro. Y dar sensación de unidad y dejar atrás cierto ambiente enrarecido es nuestra mejor carta de presentación de cara al derbi del fin de semana.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol