Resacosos aún con la victoria del filial ayer en el Mini Estadi, hoy, estamos ante otro partido trascendental; el Espanyol – Sevilla correspondiente a la jornada número 28 de liga. La visita del Sevilla será la número 72 del club hispalense al Espanyol, en las 71 previas, el Espanyol ganó 39 partidos, empató 13, y solo perdió 18 derrota. Un balance realmente positivo, aunque si miramos las últimas diez visitas del Sevilla, los sevillistas han ganado la mitad.

El Espanyol buscará continuar con la racha positiva de seis partidos sin perder y lo intentará hacer contra el rival que truncó la racha de la primera vuelta y con la cual empezó la caída libre.

Por otro lado, los andaluces no llegan en su mejor momento, los hombres que ahora dirige Joaquín Caparrós vienen de caer en Praga y en los últimos cinco partidos disputados ha encajado como mínimo dos goles, como la última vez que salieron derrotados del RCDE Stadium la temporada 2016/17 (3-1). No obstante, con ese dato en la mano y viendo los resultados históricos entre pericos y sevillistas, el Espanyol solo ha conseguido marcarle como mínimo dos goles al Sevilla en nueve ocasiones de los últimos setenta partidos.

Aunque si a los datos desastrosos del Sevilla, le sumamos que, Joaquín Caparrós no le ha ganado nunca al Espanyol en el RCDE Stadium -un empate y cinco derrotas-, la verdad, es que inspira confianza a que los de Rubi puedan conseguir los tres puntos.

Pero en todas las casas cuecen habas, y como eso, también hay datos negativos los cuales pueden ser importantes. El Sevilla es el sexto clasificado de la Liga, y durante el siglo XXI ha visitado en esta posición exacta de la tabla al Espanyol en cuatro ocasiones al Espanyol y malogradamente el Espanyol no ha ganado nunca, ya que ha sumado: cuatro derrotas.

El árbitro del partido será el balear Cuadra Fernández. Será la segunda vez que Cuadra Fernández diriga un partido del Espanyol; la anterior y primera vez, fue hace unas semanas en el Estadio de la Cerámica que acabó con empate a dos para el Espanyol. Por cierto, siempre que un árbitro del colegio balear ha pitado un Espanyol vs Sevilla, el Espanyol no ha perdido nunca. Ganó las temporadas 1959/60, 1960/61 y 1990/91 y empató la 88/89, todas ellas en el viejo Sarrià.