La Liga ya está aquí. Ha vuelto. El verano se hizo corto para la afición del Espanyol y la Liga ya ha llegado para jugar el primer partido de la competición en el RCDE Stadium por tercera vez en la historia. En esta ocasión, el Sevilla será el primer rival del torneo. Rival especial por lo que une a pericos e hispalenses: Antonio Puerta, Dani Jarque y, desde hace unos meses, José Antonio Reyes.

Un Sevilla totalmente renovado con la vuelta de “Monchi” y la llegada al banquillo de Julen Lopetegui, visitan a un Espanyol rodado por la Europa League. El Espanyol buscará ganar al Sevilla en la jornada inaugural del torneo, algo que no ha conseguido ni una de las cuatro veces que ha sucedido hasta la fecha -un empate en 2017 y tres derrotas en 1970, 1977 y 2016.

David Gallego, se muestra confiado en sus hombres, aunque no pierde de vista a un Sevilla al cual considera un rival muy exigente. Tal es así, que el conjunto de Nervión ha ganado en cinco de las diez visitas en liga en el RCDE Stadium y solo han perdido en tres. No obstante, Gallego ha recalcado en las horas previas del partido que espera que su equipo ilusione y enganche a la afición en un año tan especial como este, en el que se juegan tres competiciones doce años después de hacerlo por última vez. El Espanyol que juega la Europa League por octava vez en su historia buscará ganar como local su primer partido de liga, algo que solo ha conseguido en una ocasión de los cinco precedentes que nos deja la historia futbolística; el año 1973 contra el Real Murcia.

El árbitro del partido será el señor Martínez Munuera. Curiosamente, con el colegiado valenciano, el Espanyol solo ha perdido uno de los ocho encuentros dirigidos en Cornellà, algo totalmente opuesto de lo sucedido cuando los blanquiazules juegan la torneo del KO con Martínez Munera dirigiendo la contienda.