Anelka, Trezeguet y Thierry Henry estaban fichados por el Espanyol cuando solo tenían 19 años, y contaban con el visto bueno de sus representantes. José Manuel Lara, entonces persona clave en la directiva del RCDE, llegó a firmar la documentación, pero el club tardó meses en cerrar la operación y, finalmente, acabaron en otros clubes. Quién cuenta esta información es Josep Manel Casanova, iniciador de la cantera más brillante que ha tenido el Espanyol.

Más de 200 jugadores de la cantera perica dieron el salto a Primera, Segunda o ligas extranjeras

35 temporadas estuvo al frente del “planter” blanc i blau y los números de su buen quehacer asuntan: 55 canteranos subieron al Primer equipo del Espanyol, y otros 160 jugaron con otros equipos en Primera, Segunda o en el extranjero. Además, la suma económica de todos los canteranos asciende a más de cien millones.

Marco Asensio… también cerca

“Con Marco Asensio, aunque era una maravilla -cuenta Josep Manel Casanovas- he de reconocer que fui yo quien no quise. Su padre quería que se quedara, y vino con Horacio Gaggioli, pero solo tenía diez años. A esa edad no podía separarle de su familia que vivía en Mallorca”.

Messi pudo ir cedido al Espanyol

Casanovas, en una interesante entrevista concedida a Jordi Luego a La Grada, saca a relucir la posible cesión de Messi al Espanyol: “Un día me llamó Josep Colomer, a quien había tenido en la cantera, y me dijo te voy a dar una alegría. ¿Te interesa Messi?, me dijo. Cómo no lo iba a querer si lo había sufrido desde los 14 años. Habíamos tardado cuatro años en ganar a un equipo del Barça en el que jugara él. Estaba en mi despacho y en otro se encontraban reunidos Lotina, Cristóbal, Tintín Márquez y Dani Sánchez Llibre. Puse los altavoces, me dirigí hacia allí y le hice repetir la pregunta. El seleccionador argentino le había dicho que tenía que jugar 20 partidos en Primera para ir al Mundial; él no quería cambiar de ciudad, encima el Espanyol había firmado a Zabaleta, con quien se llevaba muy bien, y no veía posible alcanzar esa cifra con el Barça. Esa misma tarde hablé con su padre y no tardamos en ponernos de acuerdo para una cesión que era interesante para los dos clubs y el delantero”.

¿Y por qué no fichó? “Messi jugó al cabo de unos días en el Gamper contra el Juventus y se dio a conocer. Beguiristain lo descubrió y como Capello se lo quiso llevar a Turín, no se atrevieron a cederlo al Espanyol y se rompieron las negociaciones. Durante tres días fue nuestro”, dice con pena Casanova.

A Tamudo lo fichamos por seis balones…

“No teníamos ni un duro para fichar e incorporábamos casi al que quería venir. Sin ir muy lejos está el caso de Tamudo al que fichamos por seis balones del Milan de Santa Coloma. Fichábamos a base de amistosos, balones… Después con el paso del tiempo sí que se escaparon algunos jugadores que, con el tiempo, fueron muy importantes”.

A Cecs Fábregas lo teníamos también atado

Cesc Fábregas estaba totalmente atado. Cenamos con sus padre y llagamos a un acuerdo. Tuvimos la mala suerte de que al día siguiente se celebró la cena del fútbol base del Barça y el presidente lo tiró para atrás”.

El robo de canteranos por parte del Barça

Casanova también recuerda la época que ante la superioridad de la cantera perica sobre la del Barça, comienza un robo descarado de los culés al “planter” blanc i blau. “Javi Melendo y Aitor Martínez, a quien tengo de entrenador en el Málaga, fueron los primeros que nos robaron, los dos eran infantiles. No podíamos competir con ellos, porque aún estábamos creciendo. Después se produjo uno de los casos más conocidos cuando se fueron cinco benjamines de golpe: los hermanos Bartra, Oriol Romeu, Isaac Cuenca y Álex, que era el portero. Allí empezó la guerra”.

“Con la incorporación de los Pedraza nos vengamos, en cierta medida. Le comenté a Dani que teníamos que hacer algo. Y me dije, ficha a cinco. Conseguimos traer a Marc y los otros cuatro, que no fueron posible, eran Cesc Fàbregas, Bojan, porque era muy amigo Fran Mérida y uno que acabó en Italia.

La traumática salida de Casanovas del Espanyol

Casanovas rememora su salida del club y el porqué se dejó de contar con él: “Porque las personas cambian. Siempre he sido, equivocada o acertadamente, muy recto y nunca he querido que me impusieran a alguien si no me gustaba, o alguna decisión si no estaba de acuerdo. Yo nunca hubiera aceptado el fichaje de ese indonesio que teníamos. Llegó un momento en el que molestaba, se cansaron de mí y Dani no me defendió ante las dos personas que tenía en contra. Con el paso del tiempo Germán de la Cruz se me ha disculpado muchas veces y a Antonio Morales no le he vuelto a ver”.

Decían de Casanovas que malgastaba en le fichaje de jugadores: “Me pusieron unos muertos como que había fichado a 25 jugadores que eran de la nueva secretaría técnica de Valentín. Me adjudicaban contratos que no había hecho… yo pensaba retirarme aquí. El Espanyol siempre será mi casa”.

Por lo breve…

– ¿Tu primer fichaje?

Fran Navarro, que está en el área de metodología del club.

-¿El mejor fichaje?

-Los centrales. En la federación española me felicitaban; teníamos uno en cada categoría.

-¿El jugador que más te costó incorporar?

-Seguramente Tamudo. Estuve un año siguiéndolo. Y otro, que con el paso del tiempo le han cambiado el ADN, pero que solo tiene uno y es perico, Jonathan Soriano, a quien no supimos aprovechar arriba.

-¿El que más te sorprendió?

Gorka Iraizoz. Lo fichamos del Gernika y rindió más de lo que esperábamos.

-¿La decepción más grande?

Raúl Vates. Lo tenía todo para triunfar. Era un jugador extraordinario.

-¿Con qué técnico te quedas?

Ramon Moya es con el que mejor me entendí, era el más valiente para apostar por los chicos. Y como alguien fiel, Josep Clotet, al que me llevé a Málaga.

-¿La mejor generación?

– La Intertoto, la de Jonathan Soriano y la de Albert Crussat.

-¿El título que más ilusión te hizo?

-La Copa de Campeones que ganamos con Clotet. Ganar la Copa con goles de dos canteranos fue… Algo muy grande, impresionante.

-¿El mejor recuerdo?

-La Copa Nike que ganamos en Inglaterra.

-¿Y el peor?

-Cuando nos han destituido estando en el primer equipo.