El fútbol es algo tan mágico que es capaz de una temporada a otra dar un vuelco absoluto, ese podría ser sin duda el caso del Valencia, el curso pasado los “ches” deambulaban por la zona peligrosa del descenso durante buena parte del campeonato, hoy son segundos en la clasificación y junto al Barcelona son el único equipo invicto de LaLiga.

El Espanyol sueña con ser el primero en ganar al Valencia

Los nuestros sueñan con ser el primer equipo que haga hincar la rodilla a los valenciansitas, aunque son sabedores de la grandeza del rival de esta tarde en el RCDE Stadium, “lo veo igual que cada partido. Cada encuentro tiene su matiz y es a lo grande el del domingo. No han perdido y queremos ser el primer equipo que les gane. Buen entrenador, buen esquema, es duro y es un reto importante. Es una fase buena y podemos conseguir el objetivo de encarar otro objetivo. El último partido no nos dejó un buen sabor de boca, pero pasó tiempo. Todos mantenemos que estamos preparados para crecer y las sensaciones son buenas. Es una gran oportunidad”, así hablaba ayer en la previa el míster, Quique Sánchez Flores.

Un RCDE Stadium sólo blanquiazul y en protesta por los horarios 

Podríamos decir que en la grada se jugará otro partido, el club con la colaboración de Rhombus ha hecho un gran esfuerzo por repartir más de 20.000 banderas blanquiazules para hacer del templo un mar con los únicos colores que nos representan. Además en el minuto 12 toda la afición llevará a cabo un acto de protesta por los horarios que LaLiga está poniendo al Espanyol.