Álvaro Vázquez, el jugador canterano del Espanyol, tiene todos los números para salir del club en el próximo verano. Su falta de integración en el equipo, los pocos minutos jugados en el campo y la sensación de no poder hacer sombra a Gerard Moreno o Caicedo, han puesto al jugador el cartel de “se vende“.

Alta ficha y contratación cara…

Uno de los problemas que tiene Álvaro son las expectativas que despertó con su fichaje. Contratado in extremis, teniendo al Deportivo de la Coruña como competidor para hacerse con sus servicios, el coste del fichaje (3 millones de euros) y su alta ficha (una de las más elevadas de la plantilla) presentaban a Álvaro como uno de los puntales en el nuevo proyecto deportivo capitaneado por Quique Sánchez Flores.

Sin embargo, su contribución al equipo ha sido tan escasa e irrelevante, que la secretaria técnica, comandada por Jordi Lardín, y el propio entrenador QSF, habrían dado el visto bueno para dar salida al delantero canterano.

Una venta a las Ligas exóticas…

El RCD Espanyol quiere recuperar los 3 millones de euros invertidos en Álvaro, algo que no parece factible que ningún club de la LaLiga, ni tampoco, previsiblemente de Europa, estén por la labor de abonarlo.

La posibilidad de que Álvaro puede recalar en millonaria Liga china, la rusa u otras exóticas como las de Qatar, es uno de los caminos que los agentes internacionales del futbolista comienzan a sondear.

… o una cesión

La otra posibilidad que se contempla es buscar un equipo que esté dispuesto a abonar gran parte de la ficha del jugador, pactando un mínimo de minutos de juego, que dé visibilidad al jugador y lo vuelva a meter en el mercado de jugadores apetecibles para ser fichados.

Parece claro que Álvaro Vázquez tiene su futuro lejos del RCDE Stadium.