El árbitro del último partido de la temporada es Clos Gómez. El partido de la jornada 38 de liga entre el Granada Club de Fútbol SAD y el RCD Espanyol se juega a las 20:45. El aragonés de 44 años dirigirá su último encuentro en Primera División. Debutó en la máxima categoría del fútbol español en la 06-07, en una derrota del Espanyol ante el Nástic por cero goles a uno.

El balance general con los pericos es malo

De las 27 veces que Clos Gómez ha dirigido un encuentro del Espanyol, se han logrado 8 victorias, un empate y el resto son derrotas. Con él hay casi un 70% de derrotas. Si nos ceñimos a la temporada pasada el Espanyol perdió los dos partidos arbitrados por el aragonés, ante el Sporting y el Getafe.

Además, cuando el zaragozano arbitra a domicilio la estadística es demoledora. Doce partidos ha dirigido a los periquitos y en once han perdido los blanquiazules. Diez de esas derrotas fueron en Liga y uno en Copa del Rey. La única victoria fue en el último encuentro en el que se vieron las caras, contra el Leganés. Esta terrible racha empezó en 2008, con el 2-0 en Riazor.

Este año Clos Gómez es sinónimo de victoria para el Espanyol. Se han ganado los tres duelos con él a los mandos, el último frente al Leganés (0-1)

Este año el Espanyol no falla y el Granada siempre pierde

Sin embargo esta temporada está siendo talismán. De los tres partidos que ha dirigido el aragonés los tres se han saldado con victoria. Dos de ellos además, fueron por goleada. Frente al Granada en la primera vuelta y con el Osasuna se marcaron 3 goles en cada partido. La última victoria, frente al Leganés, fue por la mínima.

Por su parte, el Granada no está de suerte esta temporada cuando el zaragozano se pone a los mandos. Los dos partidos que se han cruzado han terminado con derrota del equipo andaluz. El partido de ida en Cornellá, que terminó 3-1 y el partido ante el Málaga en casa donde perdieron 0-2.

Trayectoria

El zaragozano es un árbitro internacional de 1,85 cm de altura. Ha dirigido encuentros de Europa League y de previa en la Champions League. Además ha sido árbitro de área en la Eurocopa 2012 bajo la dirección de Velasco Carballo y principal en los partidos de clasificación para el Mundial.

Entre sus distinciones destacan dos Silbatos de Oro (2008 y 2013) y un trofeo Vicente Acebedo en 2013. Como curiosidad su partido número 150 en la máxima categoría del fútbol español fue un derbi catalán entre el Espanyol y el Barça. Se retirará tras la final de Copa del Rey de este año.