El Espanyol está batiendo todos los récords negativos en este curso, ayer volvió a superarse y logró superar la marca de derrotas consecutivas en casa. Este negativo dato duraba desde la temporada 92/93 y ayer los de Machín lo superaron.

La temporada del equipo en casa esta siendo terrorífica ya que cuenta sus partidos por derrota, algo que comienza a ser muy preocupante y que nos conduce a una dinámica de futuro bastante negro. El equipo debe cambiar el chip desde ya.