Facundo Ferreyra salió de San Mamés con la sensación agridulce de que el resultado pudo ser mejor. El delantero argentino, que debutó como titular, se mostró efectivo de cara a puerta y marcó el único gol blanquiazul. Sin embargo, reconoce que “el Athletic jugaba en su campo y presionó mucho, hasta el último segundo. Nos marcaron a falta de diez minutos y ahí se nos escapó la victoria, pese a que en la segunda mitad tuvimos oportunidades para ampliar nuestra ventaja. Lo importante es que el trabajo se está consolidando y seguimos con la racha de partidos sin perder. Nos queda la espina de no haber podido ganar en San Mamés, un campo en el que no lo ha hecho nadie desde octubre”.

Ferreyra también reconoce que “estoy contento de volver a jugar de titular porque hacía mucho tiempo que no pasaba. Al final, me voy satisfecho de haber ayudado al equipo”.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol