Fernando Calero ha sido presentado este viernes como nuevo jugador del Espanyol, firma por cinco temporadas y su coste ha sido de 8 millones de euros más un 10% de una posible plusvalía. El jugador ha estado acompañado por Carlos García Pont, vicepresidente del club y por el director de fútbol profesional, Rufete.

El jugador se ha mostrado muy contento por su fichaje por el Espanyol y ha querido agradecer la confianza que se ha depositado en el, “quiero dar las gracias a todas las personas que han estado implicadas en este fichaje. Tenía muchas ganas de venir aquí y demostrar. La apuesta del club es importante y el proyecto también. Se está creciendo mucho en este sentido y jugar a Europa es un plus. A cualquier jugador le gusta”, ha señalado el futbolista.

El central ha señalado que pese a que tuvo más ofertas sobre la mesa siempre tuvo claro que quería vestirse de perico, “ha sido un periodo largo de negociaciones. Tenía más ofertas sobre la mesa, pero siempre he tenido claro que quería venir aquí. No se me ha hecho muy largo. Tenemos que aceptar que el fútbol es así, estaba seguro de lo que quería y por suerte ha salido así”, ha señalado Calero.

El ex jugador del Valladolid no ha querido compararse con Mario Hermoso, “no me quiero comparar con nadie. Mario Hermoso es un grandísimo jugador, pero yo quiero hacer mi fútbol. Aportaré trabajo y compromiso. Quiero adaptar rápidamente al equipo y soy consciente de que será complicado ganarme un lugar en la línea defensiva porque el nivel de los compañeros es muy alto“, ha señalado Calero.

El nuevo jugador perico ha reconocido que mantiene una relación muy especial con Sergio González, señalando que ha sido muy importante para su carrera.