Una vez cerrado el mercado de invierno llegó la grave lesión de Ezequiel Garay en el Valencia y acto seguido salieron una serie de nombres como posibles sustitutos del central valencianista, entre ellos estaba Fernando Calero.

El central perico estaba en esa lista y ayer fue preguntado por ello en sala de prensa, el ex del Valladolid dejó claro que fueron falsos, “en ningún momento me lo plantee pues quiero triunfar aquí, en el Espanyol, el club que ha confiado en mí. Los rumores que hubo en enero no fueron ciertos. Yo quiero demostrar que valgo y que puedo jugar aquí”, sentenció el central blanquiazul.