Si algún perico está con baja autoestima blanquiazul, y necesita motivos para recuperar toda la pasión por el equipo… le recomendaría que leyera el último libro escrito por Sergio Fidalgo: Guasch, Piera & Juliá, que está editado por 23 Perico.

Es un homenaje a tres hombres (Tomás Guasch, Josep Maria Piera y Nacho Juliá), Fidalgo los llama “el tridente blanquiazul“, y razonan su amor por el Espanyol, lo que les llevó a vivir este sentimiento tan intenso y, también, lo que les gustaría cambiar del RCDE para que algún día gane una Liga y compita de tú a tú con el equipo culé.

Guasch y el diario AS

Tomás Guasch es quizás el periodista que con más vehemencia defiende al Espanyol por las redacciones, platós de televisión y estudios de radio de nuestra querida iberia. Habría que hacerle un monumento por muchos motivos, pero hay uno suficientemente grande: convencer a la dirección del AS de mimar la información del RCDE y dedicar varias páginas diarias a nuestro club, en un momento en otros diarios deportivos de la Ciudad Condal no prestaban suficiente interés a la parroquia perica.

De padre culé a ser perico gracias a una chavalilla amable

Lo curioso es que este “guerrero perico” es hijo de culé que alternaba Sarriá y Camp Nou un domingo sí y otro también. Y desvela cómo se hizo perico: “En el Camp Nou había una cosa, que no diré que fuera desagradable, pero sí que era extraño para un niño ver cómo la gente se enfadaba y gritaba. Y en Sarriá había una chavalilla que me daba patatas fritas y refrescos, y aquello me entraba mejor. Me quedé con que en el campo del Espanyol la gente era más razonable, y disfrutaba más“.

Piera, de ser el directivo más joven del RCDE a la plataforma Espanyol 3.0

Fidalgo lo describe como “el perico tranquilo”, pero es evidente que Josep Maria Piera, sobrino de Ferran Martorell, presidente del club en los años difíciles, es inquieto. Fue un su día el directivo más joven en el RCDE, y tras regalar muchas horas al club, tomó la difícil decisión, junto con otro grupo de accionistas, de crear la plataforma Espanyol 3.0 que se opondría con elegancia, pero con contundencia, al modelo de gestión que imperó en los últimos años de la presidencia de Daniel Sánchez Llibre.

El Espanyol te hace mejor persona…

“El hecho de ser pericos -señala Piera- no nos perjudica y nos aporta muchísimo más de lo que nos quita. Enseña cosas muy importantes como rebeldía, inconformismo, crecerse ante la dificultad o saber perder. También a valorar y disfrutar de verdad de los triunfos. Sin duda alguna ser perico ha contribuido significativamente a moldear mi carácter. Y siento que lo ha hecho para bien“.

Nacho Juliá, el “consolidador” de La Curva

“No hay un solo día en mi vida que no haya pensado en el club y en cómo mejorarlo”. Nacho Juliá en estado puro. “El Espanyol es mi vida, mi pasión, mi gente, mi casa, mis amigos, mi orgullo, equivocado o no, lo es casi todo”. Nacho Julia es, posiblemente, el activista perico más importante en los últimos 20 años. Ha sido coordinador de La Curva, directivo de la Federación de Peñas del RCDE, autor del libro “Yo, minoría absoluta“, coguionista del único cómic publicado de la historia del Espanyol, impulsor de “Pericos solidarios” y “Espanyol TV“, cofundador de medios de comunicación como Pericos online o Crónica Perica… en fin, un todoterreno que algún día los libros de historia del Espanyol tendrán que dedicar unas cuantas páginas a glosar su entrega desinteresada al club.

Errores del pasado que deberíamos no repetirlos

“Históricamente somos un club cainita, autodestructivo -dice Nacho Juliá-  que vive una guerra civil cada cinco años. Que no se aclara políticamente y que encima no somos generosos para dejar nuestros pensamientos políticos a un lado y pensar todos en sumar. Si superamos esa forma de actuar y conseguimos unidad daremos un gran paso a un Espanyol mejor”.

¿Qué es ser perico? “Un coctel de sentimientos”

Juliá tiene claro lo que es ser perico: “Es un coctel de sentimientos: alegría, tristeza, euforia, enfado, desesperación, orgullo, lucha constante… Vivimos pocos triunfos, pero los disfrutamos al máximo. Incluso hemos aprendido a celebrar algunas derrotas porque en el fondo el conseguir llegar a una final o evitar un descenso ya es un triunfo en sí”.

Vale la pena leer un libro que rebosa amor por el Espanyol. Fidalgo, Guasch, Piera y Juliá nos regalan argumentos y razones para hacer un club grande… y levantar el ánimo si está por los suelos.