Se disputaba el último partido de Liga en un gran escenario como es el Nuevo San Mamés, un partido especial para el colegiado Fernández Borbalán que se despedía después de 32 años en activo. Y se iniciaba con novedades en el once inicial. Con un Marc Roca jugando su segundo encuentro como titular de la temporada, no lo hacía desde hacía 7 meses en el Santiago Bernabéu. También volvían Piatti y Víctor Sánchez.

El Espanyol empezaba el partido con varios retos. Uno, el de sumar su tercer triunfo consecutivo por primera vez esta temporada y otro el de Gallego de mantenerse invicto, que vería de nuevo el partido desde la grada tras su sanción. Por otro lado, la diferencia de quedar undécimo o decimosexto clasificado.

Leo Baptistao cuajó un gran partido en San Mamés

El encuentro empezaba con los primeros minutos movidos entre leones y pericos. A los dos minutos de juego se producía el primer susto tras un golpe en el tobillo de Sergio García que finalmente quedaría en un susto. Pocos minutos después, llegarían las buenas noticias, cuando en el minuto 9 un centro desde el perfil derecho de Piatti, colocándola al centro al área para David López lo remataba éste de cabeza batiendo a Kepa.

La posesión era levemente más alta para el Athletic, pero con un Espanyol bien posicionado no dejaba claras. Además eran los blanquiazules quién se acercaban con más claridad a portería. La tuvo Leo Baptistao, a la media hora de partido tras una jugada muy similar a la del gol, un remate de cabeza que se fue alto.

La ocasión con más peligro del Athletic se producía en la siguiente jugada, tras un chute de Muniain que despejaba Diego Lopez sin problemas. Una primera parte con buen planteamiento del equipo blanquiazul, que se iba al descanso con buen sabor de boca.

Segunda parte sin cambios. Un Athletic nervioso, a pesar de su posesión, dejaba al Espanyol llegar a portería con facilidad. Aún así con dificultad para ocasiones claras y con un Kepa muy bien posicionado en portería. Primer cambio en el minuto 55, Dídac Vilà dejaba su posición con molestias en el cuádriceps a Aarón Martin, el cual se disponía posiblemente a jugar su último partido con el Espanyol.

Dos llegadas consecutivas con clarísimas ocasiones de Piatti y Sergio García, se encontraban con los guantes de Kepa, salvando a su equipo con grandes paradas. Una nueva ocasión tras una contra de Leo Baptistao acababa con caída del blanquiazul con leve contacto que dejaría dudas ante un posible penalti.

Javi López volvió a ser titular en San Mamés

El segundo cambio llegaba en el minuto 64, Piatti, novedad en el once de hoy era sustituido por Melendo. Tuvo el empate Aduriz, que por suerte, el chute se marchó desviado. Seguidamente gran ocasión para Melendo, que se encontraba de nuevo con Kepa. Se realizaba el último cambio en el minuto 83, Sergi Darder ingresaba al terreno de juego substituyendo a Leo Baptistao.

Los últimos cinco minutos de partido, los dos equipos buscaban con fuerzas el gol. Finalmente ninguno ha logrado el objetivo. El Espanyol se despide consiguiendo tres victorias consecutivas por primera vez ésta temporada. Gallego cumple su trayectoria en el banquillo del primer equipo invicto.

Un año para olvidar a pesar de éste buen final. Una temporada que deja mal sabor de boca, por lo que podría haber sido y no fue.

Ficha técnica:

Athletic Club: Kepa; De Marcos, Núñez, Yeray, Etxeita (Córdoba, 62′), Lekue; Beñat, Vesga (Iturraspe, 58′); Muniain; Williams (Sabin, 71′), Aduriz.

Espanyol: Diego López; Javi López, David López, Naldo, Dídac (Aarón, 55′); Marc Roca, Víctor Sánchez; Baptistao (Darder, 84′), Sergio García, Piatti (Melendo, 64′); Gerard Moreno.

Recibe las noticias de Voz Perica sobre el RCD Espanyol