Gerard Moreno ha vuelto a la que siempre será su casa, y ha recibido el cariño de la grada perica, cuando su nombre ha sonado por la megafonia del RCDE Stadium ha sonado una cerrado ovación. El de Santa Perpetua dejó el club pero la afición lo sigue sintiendo como uno de los suyos, y el sentimiento es recíproco.

“El Espanyol nos ha obligado a hacer las cosas muy bien, saliendo a por el partido desde el inicio. Estoy muy feliz por nuestra parte porque sumamos tres puntos en un campo muy difícil pero estoy seguro de que el Espanyol saldrá de esta situación”, ha señalado Gerard.