Gerard Moreno ha conseguido poner los cimientos para alzarse como nuevo ídolo de la afición del Espanyol. Esta temporada está siendo de ensueño para Gerard Moreno que no solo es el pichichi del equipo con X dianas, sino que trabaja como el que más para ayudar el equipo en cualquier parte del terreno de juego.

Movilidad y presión

Los mapas de calor con Gerard Moreno son dignos de admirar, y es que el de Santa Perpétua de la Moguda es un delantero de aquellos que cuesta marcar, tenerlo bien atado. Movilidad, ayudas, organización y definición, lo hace todo y en cualquier parte del campo, lo que trae de cabeza a los defensas rivales.

No obstante, este curso hay que reconocerle un plus al equipo con Gerard. La salida de balón que obtiene el Espanyol gracias a él es de elogiar. Por no hablar, de que es quien comanda la presión a las filas rivales, quien muchas veces acaba provocando sus propias situaciones de gol tras robar el esférico.

GERARD MORENO CREA MÁS DE DOS OCASIONES DE GOL POR PARTIDO PARA EL ESPANYOL TRAS ROBAR EL ESFÉRICO 

Gerard Moreno se encuentra entre los delanteros que más balones recupera de toda la Liga Santander cada 90 minutos. Así, ha conseguido ser uno de los tres únicos delanteros del campeonato junto a Leo Baptistao y Munir, que están por encima de dos ocasiones de gol creadas tras robo al rival.

Sin Gerard el equipo se desequilibra

Es un hecho que el Espanyol necesita a Gerard Moreno. Ante el Athletic Club no pudo estar tras tener que cumplir sanción por ciclo de amarillas, y el equipo se vio totalmente desdibujado. El doble pivote trabajó más, pero no fue capaz de generar en ataque, la presión al rival tampoco fue la misma con Álvaro Vázquez.

Una de las claves para este final de temporada es la recuperación de Baptistao, quien forma una pareja arriba que amargará la existencia a cualquier zaga. Dos jugadores que se entienden a la perfección sobre el campo, que presionan y son muy móviles a la hora de atacar. Además de salir al contraataque con gran velocidad.