Gerard Piqué ha sido denunciado este viernes por la Guardia Urbana por conducir sin puntos. Una patrulla ha parado el vehículo del futbolista a las tres de la tarde y le ha pedido la documentación, momento en el que se han dado cuenta que no tenía puntos en el carnet de conducir por haber cometido otras faltas al volante, según informa la cadena Ser.

El futbolista será citado para un juicio rápido por un delito penal como se suele hacer en estos casos en los que un conductor no tiene puntos en el carnet. Piqué se arriesga a una pena de seis meses de prisión, una multa de 288.000 euros o servicios a la comunidad por 90 días.