En los derbis es imposible contar la cantidad de “errores” arbitrales que nos han dejado sin puntos, y hoy  no ha sido una excepción, corría el minuto 25 y Messi adelantaba al Barça en claro fuera de juego, lo de siempre, en el lugar de siempre.

Acción del 1-0, en la que se ve con claridad a Messi en fuera de juego

Un buen Espanyol en la primera parte

Los nuestros han dado la cara en el Camp Nou, en una primera parte donde el equipo estuvo sólido, con una presión alta que hacía estar incómodo al equipo de Valverde, pero llego el gol en fuera de juego y con ello como es lógico los peores momentos del equipo, que pese a ello se recuperó. Pero en el 35 llegó el segundo del Barça, también obra de Messi. En el 42 Piatti estrelló un balón en la madera, esa jugada nos podía haber metido de lleno en el partido, pero no quiso entrar, de ahí al descanso.

Víctor Sánchez en una acción del derbi

En la segunda parte el Espanyol tuvo sus opciones

Los nuestros no se arrugaron pese al resultado, y pisaron campo contrario en la segunda mitad y tuvimos ocasiones para poder marcar, una vaselina de Piatti y un remate franco de Baptistao nos podían haber metido en el partido.

En el 66 llegó el tercero del Barça, nuevamente Messi marcaba y ahí se acaba el derbi para nosotros, de forma injusta a buen seguro. La buena noticia de esta segunda parte fue el debut de Didac Vilà, que entro faltando veinte minutos en sustitución de Sergi Darder.

En el 86 para terminar de adobar el asunto llegó el gol de Pique, y en el 90 otro gol de Suárez, para echar la persiana de un nuevo derbi.