El sábado será un día que tardarán en olvidar los niños y niñas de la Escola RCDE, y es que poder pisar el césped del estadio donde sus ídolos corren y marcan goles seguro será un recuerdo imborrable para todos ellos.

Las familias son una parte imprescindible

Unas 2.000 personas se dieron cita para ver la cara de ilusión de unos pequeños que mostraron sus grandes maneras con el balón sobre el verde del RCDE Stadium. Dicha fiesta espanyolista no se la quisieron perder ni el capitán del primer equipo, Javi López, que atendió con su simpatía habitual a todos los integrantes de la Escola, por parte del club asistió Mao Ye, consejero y director de coordinación de gestión y negocio.

Después de los partidos y de toda la actividad deportiva, los niños y niñas han recibido medallas conmemorativas de la temporada que ya formarán, para siempre, parte de los maravillosos recuerdos del fútbol formativo.