El Espanyol se encuentra inmerso en la presente temporada, y bastante faena tiene con ello, ya que el inicio de campeonato ha sido pésimo y el equipo se encuentra en una situación complicada y conocida por todos. Pero si alzamos la vista y miramos a la próxima temporada vemos como en la actual plantilla perica hay hasta doce jugadores que terminan contrato el 30 de junio de 2020, y entre ellos gente con mucho peso en el vestuario.

Javi López, Diego López, Esteban Granero, Ander Iturraspe, Víctor Campuzano, Pablo Piatti, Dídac Vilà y Naldo finalizan contrato al final esta temporada, a todos ellos hay que sumarle los jugadores que se encuentran cedidos en la actualidad como son los casos de Facundo Ferreyra, Bernardo, Calleri y Corchia, todos ellos con opción de compra.

La dirección deportiva tendrá que empezar pronto, si no lo ha hecho ya, a tratar los temas de estos jugadores que en muchos de los casos tendrían que aceptar una reducción de su ficha para continuar en el club la próxima temporada. En el caso de Iturraspe tiene una cláusula de renovación si juega un determinado número de partidos.

Si nos centramos en los cedidos solo parece que tenga alguna opción de continuar Bernardo, el central es un fijo indiscutible para Machín y si el técnico soriano sigue en el proyecto espanyolista el ex del Girona seguirá, a buen seguro de blanquiazul.