Hablar de Thomas N’Kono en el Espanyol son palabras mayores. El camerunés sentó cátedra bajo los palos pericos, y a día de hoy sigue siendo el espejo donde se miran los porteros de las categorías inferiores del club. N’Kono llegó a Barcelona en la temporada 1982 y estuvo ocho temporadas defendiendo la portería blanquiazul.

En el documental que adjuntamos en esta pieza podéis una selección de sus mejores paradas y unas declaraciones que demuestran lo feliz que es N’Kono en Barcelona y en el Espanyol en particular. Santo y seña de los pericos.